"Hacer hoteles es algo más que simplemente construir un edificio; es hallar la proporción justa entre la rentabilidad que se otorgará a cada metro cuadrado y las circulaciones para los clientes y para el propio personal".
Esta norma ha llevado a la Empresa a alcanzar altas cotas de competitividad, sostenidas por cuatro pilares fundamentales: Diseño, Modernidad, Funcionalidad y Confort.